Nuestra Señora de La Soledad

La actual imagen de Ntra. Sra. de la Soledad, cotitular de la Cofradía, se le encarga al escultor y cofrade D. Jesús Castellanos Gómez, realizándose en el año 1942, viniendo a sustituir la desaparecida junto con el resto de las imágenes en 1936 con motivo de la Guerra Civil.

En el año 1958 se construye el nuevo trono, encargándose de la realización, como es lógico, nuestro hermano D. Jesús Castellanos Gómez.

En 1983 y ante el empuje de los jóvenes anderos, se decide instalar varales al trono de Ntra. Sra. de la Soledad, para ser portado a hombros, hasta entonces este iba sobre ruedas. La vestimenta será traje azul marino, corbata negra (en señal de luto), medalla de la Cofradía y guantes blancos.

En 1994, bajo la iniciativa y aportación de los anderos, se le confecciona un nuevo manto bordado a nuestra venerada y querida imagen, sustituyendo el que hasta entonces lucía, ya muy raído por el paso del tiempo. Este trabajo fue realizado por las monjas Carmelitas de Albacete.

También en este año, se procede a rescatar una antigua tradición, y de este modo la noche de Viernes Santo, en la Procesión de Santo Entierro de Cristo, un nutrido grupo de mujeres de la Cofradía ataviadas con mantilla negra y peineta, acompañan a Ntra. Sra. de la Soledad, en su dolor por la pérdida de su hijo. Desde entonces el número ha ido en aumento.

En 1999 se adquiere el nuevo estandarte de nuestra Virgen, obra encargada a las Monjas Carmelitas de Albacete, con el que se cubre el vacío existente hasta esa fecha en la Cofradía en lo referente a este tema, ya que anteriormente no se disponía de ningún tipo de insignia, distintivo o guión perteneciente a Ella. Tal vez, como ya reseñamos, por la destrucción de todas las pertenencias en 1936.

En el año 2000 son varias las novedades realizadas. Primeramente, se procede a restaurar la venerada imagen, obra que se encarga a nuestro amigo el escultor murciano D. Antonio Labaña Serrano.

También, para esta Semana Santa desfilan procesionalmente sus nuevas túnicas de nazarenos, sustituyendo a las antiguas, que con el paso de los años habían desaparecido de nuestras procesiones. La composición de esta nueva túnica queda de la siguiente manera: túnica blanca de raso con botonadura roja, fajín rojo de moharé, capuz y capa negra, también de raso, llevando esta en el lado izquierdo las cruces del Santo Sepulcro, como distintivo de la Cofradía.

En 2001 otra obra realizada es la restauración de su deteriorada diadema. Este trabajo es llevado a cabo en los talleres de la Orfebrería Maestrante de Sevilla.

Este mismo año se inician los contactos con el taller de los Hermanos Caballeros de Sevilla, para realización de un nuevo trono para Ntra. Sra. de la Soledad.

El Viernes Santo del año 2002 procesiona por primera vez el citado trono, traído de Sevilla para tal efecto, a pesar de solo tener hecha la carpintería y los candelabros de vela con guardabrisas. Es portado por 48 anderos.

Desde este año los anderos de “La Soledad” cambian su vestimenta, pasando del traje azul marino a la túnica blanca de raso y verdugo negro de la misma tela, con cíngulo y botonadura roja.

En la Semana Santa del año 2004 procesiona La Soledad con su nuevo trono concluido en todos sus trabajos de talla, a falta de proceder a su definitivo dorado. Destacar que entre los motivos ornamentales lleva tallados racimos de uvas, pámpanas, así como cuatro pequeñas tinajas, de las denominadas “panzudas”.

En el año 2006 se le han realizado unas nuevas sayas en terciopelo negro y bordadas en oro por las Hermanas Carmelitas de Albacete y que han sido regalo de una cofrade.

Han sido capataces de trono los siguientes cofrades: D. Guillermo Manzanares Almansa, D. Enrique Galindo Bonilla, D. Manuel Arias Almida, D. Manuel Emigdio Sánchez Aguado y, actualmente, D. José Enrique Jareño López.